Bañarse con Agua Fría Vs Bañarse con Agua Caliente

Descubre los beneficios de bañarte con agua fría y agua caliente

Si una ducha caliente es lo que tu cuerpo anhela por la mañana, no estás solo. La mayoría de las personas abren la ducha para sentir el agua tibia en todo el cuerpo. ¿Pero sabías que las duchas frías también deberían tener un lugar en tu rutina diaria?

¿Qué tienen de bueno las duchas frías?
Los beneficios de tomar una ducha fría incluyen:

Calman la picazón en la piel
Aumento de la circulación
Reducir el dolor muscular después del entrenamiento
Pérdida de peso potencialmente
Cabello y piel brillantes

¿Por qué nos gustan las duchas calientes?


Si tiene problemas para relajarse o quedarse dormido por la noche, puede sentirse tentado a tomar una ducha caliente para aliviar el estrés del día. Esta es una práctica común para la relajación muscular antes de ir a dormir porque las duchas calientes activan el sistema nervioso parasimpático, lo que nos cansa, dicen los especialistas.

Otros beneficios de las duchas de agua caliente incluyen:

Proporcionar alivio de los síntomas respiratorios
Ayuda con las manchas en la piel
Proporciona relajación muscular

Así que antes de tomar una ducha, piensa bien en que tipo de beneficios quieres adquirir.

16 dE enero dEl 2020